OBRA: 168 VPP EN CARABANCHEL
Obra
fotografías: miguel de guzmán. ignacio izquierdo. coco arquitectos.
vídeo: josé manuel meneses.

Un edificio paralelo a la pendiente del terreno como respuesta consecuente con un contexto periférico de grandes vías de comunicación, autopistas de borde de la ciudad que termina, polígonos de servicios y centros comerciales suburbanos. Un lugar donde cualquier manifestación requiere un nivel de audacia similar. El volumen edificado se expresa con el lenguaje de la cinética del lugar, adoptando un perfil inclinado que respeta el pronunciado desnivel del solar, mientras que la planta baja ajardinada reconstruye el plano que forman las cuatro calles perimetrales.

Se formula una unidad tipo de proporción estrecha, abierta a dos orientaciones mediante amplios desarrollos de fachada. Dominando paisajes diferentes: de un lado la ciudad y del otro el jardín central. Con estancias que llenan la crujía para asomarse simultáneamente a ambas. Viviendas con espacios ambiguos y reconfigurables. Estancias con fronteras difusas. Una habitación complementaria periférica al edificio, flotando en el exterior, con la dimensión suficiente para albergar cualquier actividad doméstica.

El enunciado de vivienda social se afronta desde premisas acordes con la sociedad del presente, caracterizada por la búsqueda de la expresión de la individualidad como vehículo de autoafirmación. En este contexto, la nueva estancia con su posición libre en la fachada, se convierte en el vehículo de expresión del nuevo planteamiento, produciendo un juego aleatorio donde todos los alzados son únicos, todas las viviendas diferentes y sólo la participación específica de cada usuario termina por dar sentido al edificio