Hospedería en Herrera del Duque
Concurso
La presencia dominante de la nave de la iglesia convoca de manera permanente en el lugar la memoria del convento franciscano de San Jerónimo. La reflexión consecuente es que la tipología del convento puede ser compatible con el programa de una hospedería de turismo. A medio camino entre el ejercicio conceptual y el recuerdo de una práctica constructiva (aprovechar las antiguas trazas para levantar lo nuevo) se propone el edificio de la hospedería como un claustro laico, a la sombra de la nave existente.

La construcción se agrupa en dos anillos que se solapan en un espacio axial marcado por su sentido procesional y la vista focal de las ruinas del castillo en lo alto del cerro. Físicamente se caracteriza por el concepto estructural que desarrolla, huyendo de modelos secuenciales de pilares y pórticos paralelos y recurriendo a un sistema más disperso en el que los soportes se distribuyen aparentemente al azar, sin homogeneidad. Sujetan una losa quebrada y abierta en grietas estratégicas que introducen luz en el interior.