Mercado en Sanchinarro. Madrid
Concurso
La propuesta del mercado se encuentra, desde su origen, enfrentada a una realidad bien presente –en su doble acepción–, su situación en un barrio emergente de la ciudad. Un lugar abstracto, con las cicatrices por su reciente condición todavía presentes.

El edificio del mercado busca eludir los parámetros volumétricos habituales de estos edificios y su impermeabilidad a la ciudad, cobijando el programa bajo el manto verde del parque. Sólo emergen tres iconos que se convierten en el primer punto de encuentro de un barrio por nacer.